04 agosto 2007

Malo malo

Los carteros no somos malos...

Bueno, sí, somos malos.

En zonas sin buzones y con direcciones incorrectas o deficientes, a veces, llegan carteros como yo, que devuelven las cartas al remitente.

Para los que se echen las manos a la cabeza, no, no estoy haciendo nada fuera del reglamento postal, es más, lo estoy siguiendo a rajatabla y bajo la supervisión y conocimiento de mis superiores de las acciones que estoy tomando.

Si usted no tiene buzón, y está acostumbrado a que su cartero le deje las cartas en [ponga_aquí_el_sitio_en_el_cual_su_cartero_deja_las_cartas], le advierto de que puede que al sustituirle otra persona (cartero en vacaciones, bajas, etc) su correspondencia puede ser devuelta sin aviso previo. El cartero pasa, no ve un buzón donde dejar el correo, se lo lleva de vuelta a la oficina, le pone un sello de fechas y a los 15 dias se devuelve al remitente. Actualización-edición: no se devuelven asi sin más, se informa al destinatario de que puede recogerlas en la oficina y que debe de poner un buzón donde poder dejarle el correo.

Si usted tenía una dirección antigua, y luego llegó el ayto y cambió los números, o los pisos, o por la construcción de un bloque cercano, las letras de las puertas pasaron de ser A B C a ser J F K... y usted no tiene intención de cambiarlo, ya que... su cartero de siempre ya le conoce y le deja el correo en su buzón, sepa que se puede perfectamente devolver la correspondencia por dirección incorrecta, así que lo aconsejado en este caso es, hacer un par de llamaditas, y cambiar las direcciones en bancos y sitios donde las cartas sean importantes para usted.

Estas dos cosas serán para algunos algo tan obvio como sensato y para otros una locura demencial de una persona que debería de estar en un psiquiátrico.

Y por último, recordar que el cartero no es tu amigo, no es tu socio, no trabaja para tí, trabaja para una empresa con unas normas y un reglamento, así que no te va a hacer un favor simplemente porque vivas en la zona en la cual le ha tocado repartir.

Que ya es bastante jodido repartir en agosto a 38º a la una del mediodía, como para que encima nos toqueis los cojones con tonterías.

He dicho.

6 comentarios:

Prats dijo...

Me alegra haber encontrado este blog donde se comenta algo que a la mayoría podría indignarle (la devolución al remitente), mientras que yo he empleado algunos días de mis vacaciones en enviar cartas a personas inexistentes con direcciones incorrectas, justamente para que el correo me las devuelva. Esto que a simple vista puede parecer una insensatez, una pérdida de tiempo y un malgasto de dinero persigue dos propósitos: el primero, recojer las marcas de devolución postal. El segundo, hacer una estadística de qué países me devuelven las cartas y qué servicios postales prefieren tirarlas a la basura, además de cuanto tiempo tardan en volver las que me son devueltas. Si la cosa la veo difícil, envío certificado, o certificado y urgente. De este modo puedo seguir la ruta a través de internet, con las webs de los servicios postales que corresponda.
Mi vocación auténtica es el estudio de las sobretasas postales de la Guerra Civil Española, en concreto las de Vinebre (Tarragona) [visitar www.vinebre.com para ver parte de este estudio, en actualización periódica], aunque mi, digámosle, inventiva postal, a veces me lleva a hacer excentricidades como estas. Doy doble trabajo al Correo: llevar y traer, cosa que a algún cartero podrá parecerle una molestia y hacerle perder el tiempo. También he hecho otros dos experimentos que se que resultarán en multa. Me he enviado una carta a mi mismo sin franqueo y sin hacer constar el remitente, y otra la he enviado sin franquear también pero con remitente. Supongo que me llegará con multa por el doble del importe omitido (30 cts + 30 cts = 60 cts). Ya iré contando los cabreos que les cause al Cuerpo Postal mis manías.

Turchu dijo...

interesante ver que hay personas que nos hacen un seguimiento muy de cerca y desde fuera, y cuando digo desde fuera me refiero a que no son agentes de correos ni consultings externos.

Muchas gracias por tu comentario prats, te insto a que visites este pequeño rincón a menudo y que nos envies tus estudios y avances, que tienen una pinta interesantisima.

Gracias :)

desmitificador dijo...

Uyyyy...hay una idea estúpida por parte del usuario de cualquier servicio, de tener derecho al SERVILISMO más rastrero. Dos ejemplos: en el autobús que el conductor le pare en CUALQUIER PARTE (he visto pedirle que parase ¡en mitad de una autovía!); en el correo que el repartidor sepa vida y milagros de cada parroquiano para así localizar en cada momento donde se encuentra, para entregarle la carta en mano y con una amplia sonrisa. Y todo eso por dos euros... ni te cuento cuando se meten en un hotel :(

Prats dijo...

Desmitificador: ¿dos euros, dices? jejeje, tiras muy largo. El franqueo ordinario de una carta de 20 grs normalizada está en 30 céntimos...

Turchu dijo...

cosas peores me han llegado a pedir, como que una carta de un hijo de una mujer, la cual llevaba mal la dirección, que se la enviase yo en un sobre nuevo a una nueva dirección de albacete, que como era cartero el sobre y el sello me saldrian gratis, y al negarme, la mujer se enfadó y todo, como diciendo que era mi obligación...

Hace poco unos abueletes me han pedido que les deje las cartas en la ventana, hasta ahi todo normal, la pega está en que viven en un primero y la ventana está a 4 metros de altura xDD

marcos89 dijo...

a mi me viene muy bien que las cartas se devuelvan al remitente si ahy errores, ya que si escribo alguna, pongo mi nombre en el del destinatario y en el remitente pongo el nombre de la persona a la que quiero enviar la carta, no le pongo sello y asi le es devuelta a esta persona. Por tanto la carta le llega y me sale gratis!